ÓPTICA ADAPTATIVA

ÓComo subárea de la óptica, la óptica adaptativa tiene la particularidad de que permite contrarrestar los efectos y condiciones que tiene la atmósfera sobre la transmisión de luz. Vale decir, permite que los espejos puedan deformarse mediante técnicas computacionales, con el propósito de que la información recibida a través de la luz no tenga perturbación o que al menos, se asemeje con mayor precisión a la fuente de la que proviene. Esto supone una gran oportunidad a la hora de evaluar la cantidad de información que podemos extraer, desde la luz, y desde su misma procedencia.